Cronicas de la añada 2014
Cronicas de la añada 2014
11 diciembre, 2014
Vino Terra
Crónica de la añada 2016
27 noviembre, 2016
Ver todas

Crónica de la añada 2015

Tinajas de barro para elaborar vino

Esta vendimia será recordada por la familia …gratias por ser la primera en que elaboramos en nuestra propia bodega y porque la familia creció, tanto en el aspecto vinícola con en la elaboración de dos nuevos vinos como en el aspecto personal con el nacimiento de Jimena.

El año comenzó con una poda corta debido a la escasez de reservas y a la falta de vigor provocada por la sequía de 2014. Una poda llena de incertidumbre, de dudas, de confiar en las cepas y esperar que fueran capaces de sobreponerse al esfuerzo de 2014. Y así fue, las cepas son unas heroínas de la naturaleza y brotaron y se desarrollaron con fuerza para completar el ciclo vegetativo con un vigor equilibrado para producir uvas de calidad.

Destacar, la ola de calor de mayo, en pleno Fenavin (Feria nacional del vino), con vientos fuertes, secos y elevadas temperaturas… que ha marcado la añada de una manera muy fuerte. Por un lado, reduciendo el cuajado y dando racimos más sueltos y menos producciones por cepa, aspecto bien recibido por nuestros vinos. Y por otro lado provocando en algunas parcelas la rotura de muchos pámpanos jóvenes que en algunos casos fue desastrosa, reduciendo estrepitosamente los rendimientos y obligando a la cepa a hacer un sobresfuerzo para volver a brotar de ciega, siempre con menor producción y generando una heterogeneidad en la parcela que luego vimos en maduración.

Por lo demás, a nivel de plagas y enfermedades, fue un año fácil, pero por desgracia, como ya viene siendo costumbre, los mayores daños vinieron de a mano de los pedriscos, sobretodo el que cayó en Alborea (pueblo de Iván) al inicio de septiembre con las uvas casi para vendimiar. Por donde paso arraso con coches, persianas, cristales, cabezas, tejas, uvas, sarmientos… dejando un panorama desolador. A nosotros solo nos pilló una de las parcelas, que no pudimos vendimiar.

Y todos estos acontecimientos se sucedían paralelamente a las obras de adecuación de la bodega y al avance del embarazo de Ana… y finalmente llego el día ‘D’, nació Jimena, empezamos la vendimia y estrenamos la bodega casi a la vez… con alegría e ilusión, pero con cierta nostalgia de que Ana este año estaría menos presente físicamente en los vinos, no así en todas las decisiones técnicas.

…desde aquí agradecer a Silvia y a José el ‘mega esfuerzo’ que ha supuesto para ellos esta vendimia, por la parte física y la carga de estrés y responsabilidad que conlleva estrenar bodega…

Y no me quiero alargar más, pero es que 2015 ha sido un año lleno de emociones… en cuanto a los vinos decir que ha sido un año con menos frescura que otros por ese golpe de calor de mayo, pero con grados moderados y buena madurez tánica, ya que el verano no fue tan intenso como otros años. Y que como comentábamos al principio, hemos ampliado la familia …gratias con 2 vinos nuevos elaborados con tinajas de barro, además de estar inmersos en un restyling de la imagen de …gratias, pero eso lo iremos viendo durante el 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *